Poema

 

Si la noche cae en este momento,
¿Cómo le explicaré lo que pasa entre tu y yo?,
Cómo cantarle una canción que no termina de ser escrita,
Si es como matar a un poema de un solo borrón.
Cómo la miraré a los ojos, para decirle en baja voz que no he conseguido más que un tibio abrazo,
Cuando fue un beso lo que ella me pidió.
Cómo le hablaré a su hija, la luna, de las suaves manos que no he tocado;
O a su padre, el sol; de los besos que no di, donde él no iluminó…
¿De qué forma les relato lo que siento, si no puedo enseñarles la pasión?

Si la noche cae en este momento,
¿Podré pedir que se alargue el día para verte una última ocasión?
Para entrar en la noche sabiendo tu sabor,
Habiendo besado con mis dedos los bordes de tu alma,
Y oliendo en cada eterno suspiro, el susurro de tu amante voz.

Si la noche cae en este momento,
¿Podré colgarme una vez más desde el sol?,
Para ver volar tus pensamientos,
Y notar poco a poco el dulce aroma de tu color.

Si la noche cae en este momento,
No habré de explicarle nada si no nuestro canto y nuestra pasión,
No le mostraré a la luna más que la piel de un posible encuentro,
No le entregaré al sol,
Más que el abrigo de saberte mía, en la mente de todo mi cuerpo,
En el alma de mi corazón.

Por Pedro López Barahona.